sábado, 5 de mayo de 2018

Miravet

Mayo 2018
( si clickais encima de las fotos se amplían solas )

Hoy apetecía un día tranquilo, sosegado.
Un día donde dejar pasar el tiempo solo por el placer de dejarlo pasar.
Disfrutar del sol, el aire, las aves, el río.
Y que mejor sitio que el bonito pueblo de Miravet, en la comarca de la Ribera d´Ebre, Tarragona.


El impresionante Ebro bañando los pies de Miravet, una de las fotos más conocidas del pueblo.
Desayuno en una de las soleadas terrazas de la plaza y a pasear tranquilamente por sus empinadas calles.


Otra toma con encuadre diferente del mismo rincón.


Fijándonos en los detalles que íbamos encontrando.



Uno de los varios miradores que hay, este es el de la iglesia.


El sonido del Ebro con sus inquietantes remolinos inundaba el ambiente.



Camino de otro de los miradores del pueblo.


Unas bonitas vistas.


Desde aquí empieza un camino que va hasta Benifallet.


Seguimos con la ascensión al castillo Templario.


Donde cada vez disfrutamos de una vista mas amplia del pueblo.


Y fotos por descubrir.


En el camino de subida al castillo encontramos tramos bien pavimentados.


Y otros tramos en estado mas natural.


Las vistas iban en aumento.


Por fin llegamos a la entrada, aunque no llegamos a visitarlo por dentro, estaba a punto de acabar el horario de visitas.
Pero conseguimos la foto.


Era la hora de comer y decidimos ir a buscar el pic-nic.
Pero antes nos acercamos al embarcadero para tener la foto de otra visión del pueblo.


Aquí se aprecian los restos de la enorme crecida que hubo en el río estos días atrás.


Después de dar buena cuenta del pic-nic a orillas del río nos dedicamos a lo que habíamos venido a hacer.
Disfrutar del tiempo dejándolo pasar por que si.
Disfrutar del río, el entorno, las aves, el sonido....


Miravet un pueblo con un encanto especial.

Las fotos están hechas con el móvil, sin ningún retoque.
Nos vemos en la próxima.








No hay comentarios:

Publicar un comentario